En Industria Musical hablamos con la cantante y compositora colombiana Rakel Cadavid quien lidera la Fundación Música para la paz que en asociación con la Fundación Pasión & Corazón se unieron para darle vida a la primera Filarmónica Indígena de Colombia.

Este bello  proyecto Filarmónico que se gesta desde hace 2 años al interior de la comunidad Indígena Emberá Chamí del municipio antioqueño de Valparaíso, bajo la dirección de Alejandro Vásquez quien es también el creador de Pasión & Corazón y de la Filarmónica Metropolitana del Valle de Aburrá, 40 niños y jóvenes indígenas se forman en los diferentes instrumentos 

Al final del artículo les dejamos link para ver el documental sobre la Filarmónica Indígena

Rakel Cadavid es una gran artista paisa, con una gran trayectoria musical fuera del país; ha sido nominada a los Grammy Latino y ha tenido giras por toda Sudamérica y parte de Europa. Desde muy temprana edad ha estado vinculada al trabajo social con comunidad, gracias a su familia, pero fue hace cinco años donde nació el sueño de crear Música Para la Paz

¿En qué momento decidió hacer realidad este sueño?

Yo llevaba cuestionando mucho sobre cómo iba a ser ese compromiso. Trabajé con muchas fundaciones en Medellín, con hijos de mujeres en la cárcel, adolescentes prostitutas. Pero no sentía que realmente estuvieses haciendo algo que aporta y transforma.

Hace 6 años estaba con César López en estas jornadas 24-0 en Tumaco. Yo canté una de mis canciones y en el público un señor de 80 años se pone a llorar y él decía que en todos sus años era la primera vez que veía algo bonito en Tumaco, por todos lo que habíamos ido, él decía que Colombia se ha olvidado de ellos y que había muchos jóvenes talentosos. Entonces para mí esa fue mi señal, cuando este señor me dijo eso en Tumaco a mí me llegó la idea de Música para la paz.

¿Cómo se convierte en realidad este proyecto?

Yo llego con esta idea a toda la gente que trabaja conmigo. Quería concentrar mi energía en una sola misión social. Poder llegar a lugares aislados, con sobrevivientes de violencia, comunidades que pueden sufrir algún tipo de discriminación y con herencia cultural en peligro. 

El 1 de agosto de 2015 es la apertura de la primera escuela de Música para la Paz en la comunidad Emberá Chamí. Comenzamos dando clases de música, los niños no tocaban nada, no tenían nada claro de música. Fue un proceso desde cero, la gobernación nos ayudó con algunos instrumentos, amigos y gente del gremio de la música. Hoy, también está la segunda escuela ubicada en el Urabá Antioqueño; somos el principal semillero de bullerengue en Colombia.

¿Cómo ayudan a la construcción de paz a través de la música?

En Música para la Paz estamos seguros de que el arte, en especial la música, puede incentivar el respeto por nuestro entorno, además de sensibilizar sobre la importancia de la construcción de paz tan necesaria en nuestro país. Esta labor se hace posible gracias a la aplicación de diversos programas de formación musical y espiritual.

‘Espiritualidad para Niños’, (SFK por sus siglas en inglés ‘Spirituality For Kids’) es un programa que ha sido aplicado en distintos lugares del mundo como una herramienta para tener acceso a temprana edad, a los conceptos de espiritualidad universal, ayudando a los estudiantes a tomar mejores decisiones de vida para sí mismos y el mundo que los rodea. Esto nos ayuda a compartir con ellos sabiduría universal básica. Nosotros creemos que la paz se construye desde la individual para que luego sea global. Los niños aprenden meditación, tolerancia, respeto que para nada compite con su cultura y tradiciones.

¿Cómo se creó la filarmónica Indígena?

Todo empezó porque yo como Rakel me gané una convocatoria para una producción Juan Pablo Uribe y Pasión y corazón también se ganó la producción de una de sus filarmónicas.  Alejandro, él con su fundación quiere crear movimientos orquestales filarmónicos para niños y jóvenes; realmente la locura se le ocurrió a él. Unimos fuerzas y así se crea el proyecto. Afortunadamente para formación hemos tenido mucha ayuda

Hemos estado en este proceso de más de dos años, si bien la filarmónica todavía no toca sola porque tiene que estar acompañado de la filarmónica maestra que es la metropolitana del Valle de Aburrá, pero ya hay un proceso que queremos contar para involucrar más personas e entidades.

¿Qué viene para la fundación?

Hay muchos proyectos en marcha. La prioridad es la filarmónica para poder conseguir algún tipo de patrocinio más estable para el funcionamiento. Otro de los proyectos  es crear otra filarmónica con instrumentos reciclados estamos y estamos en ese proceso de investigación. Viene la apertura de la tercera escuela con una fundación suiza, la idea es llegar a Sierra Málaga con niños que trabajan en minas. También está la creación de un libro sobre historias de la comunidad Emberá Chami, pero tenemos un problema técnico con la tipografía del lenguaje Emberá, creación del disco música y ahora último el ilustración es catalina estrada.

¿Cómo puedes ayudar?

•Donando instrumentos • Donando dinero• Ser parte del Plan Padrino • Comprando productos en la Tienda para la Paz

Copy link
Powered by Social Snap